ERRORES DOCENTES EN MI PRIMER AÑO

¡Hola, holaaa! Hoy te cuento seis de mis errores docentes en mi primer año como profe.

Creo que en cualquier profesión, pero en la docencia en particular, es importantísimo echar la vista atrás y ver qué errores hemos cometido para aprender de ellos e intentar no volverlos a cometer. Después de cada clase, es clave autoevaluarnos como docentes. (Ojo, sin martirizarnos tampoco. Ya hablaremos de eso otro día, porque da para muuucho). Analizar qué ha salido bien y qué ha salido mal en la sesión, preguntarnos por qué, qué cosas dependían de mí y qué cosas no, cómo puedo mejorarlo para la próxima vez…

factores afectivos en el aula

En los primeros meses de clase, todo era tan nuevo para mí…adaptarme al centro, a las clases, los compañeros, dónde está la fotocopiadora, los contenidos de las clases, actividades, preparación, corrección…que no le di mayor importancia a la emoción en el aula. Primer gran error. (Aunque no me martirizo…bastante tenía con todo lo demás.) Para mí, y según mi experiencia, es fundamental crear conexiones emocionales con los alumnos para lograr un aprendizaje más significativo y duradero. No me extenderé mucho porque he hablado mil veces sobre esto. En el Ebook “Bienvenido al mundo de la enseñanza de ELE” me explayo un poco más.

errores docentes

Como he comentado en varias ocasiones, normalmente utilizo un manual de español en mis clases. Y sobre todo, los primeros años como profe, para mí era fundamental. Me daba seguridad. No estoy diciendo que esté mal seguir un libro de texto, en absoluto. Lo que quiero decir es que considero un error (que yo cometí) seguirlo al pie de la letra. No todos nuestros alumnos o grupos son iguales. Hay actividades o contenido del libro que no va a ser significativo o relevante para ellos. Entonces, ¿por qué hacerlo?

Con el tiempo, ´me di cuenta de que yo conocía a mis alumnos mejor que un manual de español. Así que olvidé la idea de ir siguiendo al pie de la letra cada página y actividad y empecé a adaptar realmente los contenidos de mi clase a mis estudiantes.

errores docentes

Cuando terminé la carrera fue un alivio. No te voy a engañar, fue como hacer un check. Y cuando terminé el Máster, lo sentí como un doble check. Me parecía que ya estaba preparada para dar clase. Eso es lo que me habían contado, al menos…Pero los días anteriores a mis primeras clases como profe de español me di cuenta rápidamente de que no era así, ni mucho menos. Me sentía muy perdida, no sabía ni cómo empezar la clase. Sentí muchísima inseguridad. (Recordar aquellos momentos fue lo que me empujó a crear el programa SOS Profesores de ELE novatos.)

Por eso, si me estás leyendo y estás en la situación en la que yo estaba, lo siento, pero que sepas que no lo tienes todo hecho. No dejes nunca de formarte. Lee mucho, asiste a seminarios, conferencias, apúntate a webinarios, haz cursos…

errores docentes

Apoyarnos en los compañeros de trabajo puede ser un alivio muy grande. Preguntarles dudas, compartir inquietudes, ideas, discutir (en el buen sentido de la palabra), intercambiar… para eso estamos, ¿no? para acompañarnos.

Tus compañeros están o han estado en la misma situación que tú, acércate a ellos. (Aunque también te digo que de algunos aléjate lo antes posible, pero eso ya lo detectarás tú…)

errores docentes

Durante bastante tiempo, me resigné a la idea de que el trabajo como profe de ELE es precario por definición. En general, es un sector que se aprovecha sin escrúpulos de profesionales con buena disposición, bien formados y enamorados de su trabajo y los exprimen al máximo por una media de 8 euros la hora.

Es decir: tú estudias una carrera de 4 años, estudias idiomas, haces un máster, cursos complementarios… ¿para trabajar como un esclavo para no poder llegar ni a fin de mes? Eso no hay vocación que lo excuse. Pero eso está pasando. Que no te vendan la idea de que eso es a lo único que puedes aspirar, porque no es verdad.

En España, las academias privadas es lo que te van a hacer creer. He trabajado en bastantes y solamente UNA era una escuela con valores de verdad que cuidaba a sus alumnos y trabajadores. Triste pero cierto.

Pero es que existe un mundo fuera de esas academias: hay muchas becas y programas que te permiten irte al extranjero. Puedes montarte tu escuela por tu cuenta. Irte a otro país a buscar trabajo…De verdad: que no te vendan la moto. No te quedes en la precariedad. No merece la pena.

juegos en clase de ELE

Y vamos con el último error (de esta lista, porque he cometido y cometo muchos más).

Es fácil caer en las virtudes de los juegos en clase. Nos lo pasamos bien, los alumnos se divierten…¿qué podría salir mal? Pues que no hayas pensado en los objetivos, en el nivel, en qué momento de la clase o del curso los haces…

Yo juego a menudo en clase. Pero antes de jugar me planteo todas esas cuestiones. Jugar por jugar, no tiene sentido.

Puedes dejarme un comentario y contarme qué te parecen mis 6 errores docentes en mi primer año como profe. ¡Te leo! 🙂

Si quieres más consejos, materiales exclusivos y otras ideas, puedes apuntarte ya a mi Newsletter (y, además, llevarte un regalito de bienvenida)

Abrazos,

Ana, de Eleconole